Es el nombre de nuestro colegio, pero ¿qué sabemos de ella?josefa

Josefa Amar y Borbón nació en febrero del año 1749 en Zaragoza en el seno de una familia acomodada de la capital, siendo su padre de profesión médico, tal era la importancia de su padre que llegó a ser médico del mismísimo rey Fernando VI de España. Este hecho, el vivir en una familia acomoda y los ideales de sus padres le permitieron, junto su gran tesón, reivindicar el papel de la mujer dentro de los círculos intelectuales de la época, donde empezó a destacar por la defensa del papel de la mujer en la sociedad. Así empieza a moverse por diferentes debates, charlas y universidades a la vez que escribe diferentes artículos respecto a este tema, siendo además un personaje muy reconocido, sirva como ejemplo que llegaron a nombrarla socia de mérito de la Sociedad Económica Aragonesa, donde fue la primera mujer en integrarse y debatir sobre cuestiones variopintas de la sociedad ilustrada del momento.

discursoFue escritora, defensora de los derechos de la mujer o “muger” que se escribía en el s. XVIII. Y entre sus obras queremos destacar el Discurso sobre la educación física y moral de las mujeres o el Discurso en defensa del talento de las mujeres y de su aptitud para el gobierno y otros cargos en que se emplean los hombres en el que realza el valor de la mujer en ambos campos.

En resumen podemos sacar en claro de su figura el afán de superación en contra de la sociedad ilustrada donde la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres se erige en unas de sus luchas, defendiendo el papel de éstas en la vida política, en la sociedad en general y no solo en el hogar. Otro de los aspectos que promovía era la valía individual y el propio mérito ya se fuera hombre ó mujer.

Como veis una mujer que ocupó un espacio muy importante en su época desafiando el sistema y ensalzando el valor de la mujer. 200 años después aún sigue viva, y sus ideales reflejados en nuestro colegio a través del esfuerzo, de la superación y el hecho de construir entre todos una sociedad más igualitaria como base de una convivencia que nos enriquezca.

Por eso queremos decir ¡VIVA EL “JOSEFA”!