Si miramos atrás y recordamos los Pilares cuando eramos pequeños, seguro que viene a nuestra cabeza el recuerdo de los cabezudos con las emboscadas, las carreras y de vez en cuando algún aviso de latigazo. Ese mismo recuerdo tendrá el alumnado gracias a la colaboración de la AMPA del colegio y especialmente a los padres y madres que participan llevando al «morico, la pilara, el torero y el tuerto.»