Durante esta semana hemos aprendido y celebrado una festividad americana que consiste en ser agradecido y apreciar todo lo que tenemos a nuestro alrededor.

Es una celebración muy antigua que se remonta al siglo XVII y que se debe a que los nativos ayudaron a los colonos a cultivar y pescar porque no tenían suficiente comida.

Para celebrar el fin de la cosecha hicieron una comida de agradecimiento. Os mostramos algunas de las actividades realizadas y os deseamos ¡HAPPY THAKSGIVING!

Podéis ver más actividades en nuestras redes sociales.