Hoy hemos sido médicos. Nos hemos escuchado el corazón con un fonendoscopio, hemos curado con vendas a nuestros muñecos, hemos aprendido a lavarnos los dientes correctamente y a soplar una vela con la nariz (para practicar a sonarnos los mocos). También nos han enseñado la canción del 112 para saber reaccionar ante una emergencia. Además de aprender mucho, ¡nos lo hemos pasado fenomenal!