¿QUÉ ES LA CHANDELEUR?

La Chandeleur se celebra cada 2 de febrero, 40 días después de Navidad.

¿DÓNDE NACE ESTA FIESTA?

 

Los orígenes se remontan a tradiciones paganas. “Está vinculada a un rito de fertilidad”. Se celebraba la fertilidad de las tierras por el principio del fin del invierno y se paseaban por las calles con antorchas. En el siglo V, el papa Gelasio I lo convirtió en una fiesta católica.

 

¿Y POR QUÉ LAS CREPES? 

 

Supuestamente, Gelasio I mandó repartir galettes o crepes saladas a la entrada de Roma a todos los peregrinos que llegaban hasta allí el 2 de febrero. En la tradición pagana, tiene un sentido más práctico: se usaba el trigo sobrante antes de las nuevas cosechas. Y su forma, circular, era un homenaje al esperado y ansiado sol:una celebración de los días más largos.

 

¿CÓMO SE CELEBRA?

 

Preparando y comiendo crepes en familia. “Madres y padres comparten un momento divertido en familia haciendo saltar las crepes con su hijos”. Aunque las crepes se puedan comer en cualquier momento del día siempre, puede ser una comida especial o un plato rápido, en La Chandeleur suele celebrarse de tarde y la tradición aún está rodeada de muchas supersticiones.

Por ejemplo: “Hay que hacerlas saltar, darle la vuelta con la mano derecha mientras que sujetas una moneda de oro en la mano izquierda”. “Si la crepe llega correctamente a la sartén, significa que tendrás prosperidad todo el año”.

Otra superstición más abandonada ya, consistía en dejar la primera crepe hecha en este día encima de un armario para, de igual manera, atraer la prosperidad y buena suerte.

Nuestros alumnos también lo han querido celebrar, degustando sus propias crepes en las clases de francés…