La Marcha Radetzky es una composición orquestal de Johann Strauss (padre), escrita en el año 1848.

Fue compuesta en honor al mariscal de campo austríaco conde Joseph Wenzel Radetzky, que mediante una serie de victorias salvó el poderío militar de Austria en el norte de Italia durante la revolución de 1848-49.

La marcha alcanzó gran popularidad como expresión del nacionalismo austriaco. Pero cuando después de un tiempo Radetzky tomó parte en la represión del movimiento revolucionario en Austria, la marcha llegó a ser considerada como un símbolo reaccionario.

Junto al vals de Johann Strauss (hijo) El Danubio azul y al tema de Rainhard Fendrich titulado I am from Austria, la Marcha Radetzky sigue siendo considerada como uno de los himnos oficiales de Austria.

En la actualidad, la marcha está asociada a los partidos de la Selección de fútbol de Austria y es costumbre interpretarla de forma previa al comienzo de cada encuentro.

Es costumbre que la Marcha Radetzky sea la pieza de cierre del Concierto de Año Nuevo de Viena, hecho muy conocido debido a las numerosas retransmisiones internacionales del evento. Dentro de esta costumbre, se espera que el público asistente al concierto marque con palmadas el ritmo de la marcha durante algunos de sus compases. También es costumbre que la personalidad encargada de dirigir el concierto —algunas de la talla de Herbert von KarajanZubin Mehta o Daniel Barenboim— se vuelvan al público para «dirigirlo» mientras éste da palmadas.