The Bear Dance, más conocida como la Danza del Oso, a pesar de no ser un tema asturiano es casi más conocido en Asturias que en su lugar de procedencia. El tema es originalmente una danza medieval  proveniente de la zona de Paises Bajos y Bélgica, pero que se toca por más zonas del centro de Europa bajo diferentes nombres. A Asturias llegó de la mano del grupo de Cornualles Ragamuffin, que actuó en una de las primeras noches folk de Oviedo en la Plaza de la Catedral en 1984. El tema se hizo tan popular que pasó directamente al repertorio de Xuacu Amieva y de otros músicos. Durante mucho tiempo se pensó que era un tema de Cornualles, mientras que al ser tan popular en Asturias, fuera se decía a veces que era un tema asturiano. La Danza del Oso es probablemente el primer tema “de moda” del mundo folk.